¿QUÉ SON LOS SALVAGUARDAS?

El Salvador es el primer país en el mundo que impulsa el enfoque de Mitigación basada en la Adaptación (MbA) dentro de los procesos REDD+. Este enfoque prioriza acciones de adaptación basadas en la restauración de ecosistemas y paisajes a gran escala, las cuales permiten a su vez obtener beneficios de mitigación. Finalidad que concuerda estrechamente con los propósitos que fueron planteados en su inciso II durante la 16 Convención de las partes que integran la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático en  la ciudad de Cancún entre el 29 de noviembre al 10 de diciembre del 2010. http://unfccc.int/resource/docs/2010/cop16/spa/07a01s.pdf

 

Con la Estrategia Nacional de Restauración de Ecosistemas y Paisajes, ENREP/MbA El Salvador pretende impulsar sistemas agroforestales que, además de capturar y almacenar reservas de carbono importantes, restauren los servicios ecosistémicos, disminuyan la escorrentía, protejan y mejoren la calidad de las fuentes de agua, restablezcan la fertilidad de los suelos y generen una mayor resiliencia (resistencia) ante eventos climáticos extremos, manteniendo los niveles de producción agrícola.

 

Metas que se entrelazan con las salvaguardas, entendidas éstas, como todas aquellas medidas que anticipan, minimizan, mitigan o tratan de otro modo los impactos adversos asociados a una actividad dada.  Y que además desde la perspectiva de la CMNUCC, las salvaguardas no sólo resguardan el cumplimiento de los derechos humanos y mejoran la calidad de vida de las comunidades vulnerables en un territorio; sino que también, fortalecen los mecanismos de gobernanza y contribuyen a aumentar los múltiples beneficios ecosistémicos, garantizando el mantenimiento de la biodiversidad en los territorios.

 

Si bien existen una variedad de conceptualizaciones sobre las salvaguardas: el Programa de Inversión Forestal (FIP) y el Global Environment Facility (GEF), y los Criterios y Principios Sociales y Medio Ambientales de ONU-RED; para la ENREP/MbA El Salvador partirá de las adoptadas por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC); y de las del Banco Mundial, usadas y adaptadas por el Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF). Las cuales e precisan a continuación.

 

La CMNUCC plantea que la implementación de las medidas REDD+ puede representar riesgos ambientales y sociales significativos, así́ como una oportunidad para promover múltiples beneficios.  Por tanto, el desempeño internacional de cualquier actividad o intervención forestal en función de mitigar y adaptarse al cambio climático, debe estar fundamentada en el cumplimiento de las salvaguardas acordadas en la COP. 16; y como consecuencia, todas sus estrategias y planes deben ser diseñados asegurando el abordaje y el cumplimiento de las siguientes  salvaguardas.

www.mba.sv | El Salvador 2017