Pobladores de 14 municipios  lanzan plan para proteger Humedal del Cerrón Grande

Más de doscientas personas líderes de comunidades de los 14 municipios que bordean el  lago de Suchitlan se reunieron  para dar a conocer  el plan de trabajo conjunto a desarrollar para  proteger el Humedal del Cerrón Grande, ante los impactos del cambio climático y desarrollar técnicas de manejo que permitan reactivar las economías locales sin menoscabar la biodiversidad y los ecosistemas de la zona.

 

La actividad fue promovida por el Comité Interinstitucional del Humedal del Cerrón Grande (CIHCG), en el marco del día internacional de los Humedales establecido por la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional como Hábitat de Aves acuáticas conocida en forma abreviada como Ramsar.

 

El CIHCG está integrado por organizaciones sociales y del Estado, específicamente las poblaciones que habitan y trabajan entre los 136 kilómetros cuadrados de espejo de agua que comprende los departamentos de Cabañas, Cuscatlán,  Chalatenango y San Salvador.

 

Al evento  fueron convocados autoridades de los gobiernos locales, central y organismos de gestión financiera para la búsqueda de recursos, en concordancia con el propósito de  mantener la conservación y el uso  racional de los humedales mediante acciones locales y nacionales como contribución al logro de un desarrollo sostenible.

 

El impulso y desarrollo de proyectos específicos  para la conservación ambiental y el desarrollo económico sostenible son la base del plan operativo para el año 2016, que fue presentado por  Manuel Ortega, en representación del CIHCG, quien aseguró sentirse satisfecho de la asistencia a la actividad para compartir elementos que solucionen los retos y las metas propuestas en el  plan.

 

¨Cuando se formó esta presa, nosotros los pobladores dijimos que era la peor amenaza, pero ahora lo vemos como el principal tesoro de esta región, porque tiene que ver con las oportunidades que ofrece  para utilizar el recursos de agua y tierra. Este humedal puede convertirse en un ecosistema más diverso y productivo, proporcionarnos servicios esenciales, como el suministro de nuestra agua potable; sin embargo, continúa su degradación, por lo que es importante mejorar las condiciones en que se encuentra, opinó  el líder comunal.

 

Silvia de Larios, Directora General de Ecosistemas y Vida Silvestre del Ministerio de Medioambiente Y Recursos Naturales (MARN), agradeció la iniciativa del CIHCG de realizar la actividad y  reitero el compromiso ministerial  de acompañarles en la ejecución del Plan para lograr los objetivos propuestos, principalmente en el desafío de la descontaminación del embalse,  por ser un cuerpo acuífero que permite fortalecer y sustentar medios de vida de las comunidades ahí presentes.

 

La especialista adelantó que el MARN esta trabajando actualmente en un programa de rehabilitación de ríos urbanos, particularmente en el río Acelhuate que es uno de los principales afluentes del humedal. Así mismo, mencionó que con el Fondo de la Iniciativa para las Américas (FIAES) impulsan un programa de restauración de ecosistemas y paisajes que se enlaza con uno de los compromiso del CIHCG en el mismo tema.

 

¨Este esfuerzo servirá para garantizar el uso sostenible de los  recursos naturales por medio de la pesca y la práctica de un tipo de agricultura con enfoque de agroforestería, para producir una mayor variedad de cultivos que mejoren su calidad de vida y les prepare para enfrentar mejor el cambio climático¨, puntualizó  Silvia Larios.

 

Ramsar es el más antiguo de los modernos acuerdos intergubernamentales sobre el medio ambiente. El tratado se negoció en el decenio de 1960 entre países y organizaciones no gubernamentales preocupados por la creciente pérdida y degradación de los hábitats de humedales para las aves acuáticas migratorias. Se adoptó en la ciudad iraní de Ramsar en 1971 y entró en vigor en 1975.  El Salvador  se suscribió a este propósito y actualmente en el país existen siete sitios Ramsar.

 

 

www.mba.sv | El Salvador 2017